Clinica Elena Jiménez

Cirugía del lóbulo de la oreja

La lobuloplastia es la reconstrucción de los agujeros de las orejas debidos a piercings o dilataciones. Los motivos suelen ser estéticos en la mayoría de los caso.

Tipos de cirugía del lóbulo de la oreja

Existen varios tipos de cirugía para cerrar agujeros de orejas o dilataciones, entre otras, encontramos:

  • Reconstrucción del lóbulo de la oreja por el uso de pendientes o de dilatadores
  • Extirpación del conducto de piel asociado al piercing
  • Aumento del grosor del lóbulo de la oreja
  • Reducción del lóbulo de la oreja
  • Reducción del tamaño general de la oreja

Anestesia

Local y a veces sedación ligera

Duración

45 minutos

Recuperación

Sin recuperación

Quirófano

Ambulante sin hospitalización

Hospitalización

No

Preoperatorio

Analítica y electrocardiograma

¿Quieres cerrar los agujeros de tus orejas o las dilataciones?

Solicita una consulta con una de nuestras doctoras para valorar tu caso y empieza el cambio hoy mismo.

Resultados

Antes y después de una lobuloplastia

A continuación puedes algunas imágenes del antes y después tras la cirugía del lóbulo de la oreja de algunos de nuestros pacientes

¿Estás pensando hacerte una lobuloplastia?

Solicita una consulta con una de nuestras doctoras para valorar tu caso y empieza el cambio hoy mismo.

¿Por qué reconstruir los lóbulos de las orejas?

Cuando una persona decide reconstruir los agujeros de las orejas o retirarse un piercing desea un cambio en la zona que no recuerde a lo que llevaba antes.

Generalmente es el propio paciente el que busca ese cambio de imagen ya sea como mejora para llevar pendientes o como forma de borrar el piercing que llevo en su momento. En el caso del piercing es un tema social muy vinculado a los círculos que rodean a cada persona en las diferentes etapas de su vida.

Casi todos los pacientes pueden hacerse la intervención y solo se desaconseja en caso de enfermedades que promuevan la formación de cicatrices tipo queloide.

Doctores

Operación de lobuloplastia

Antes de la operación de lobuloplastia, se precisa una historia clínica que nos pueda detectar algún problema que nos contraindique la realización de la intervención. En algunos casos puede ser necesario una simple analítica de sangre. La cirugía se realiza con anestesia local y la duración es de 30 minutos. El postoperatorio suele ser indoloro y las complicaciones son bastante infrecuentes.

Operación de dilataciones de lóbulos o reconstrucción de lóbulos

Con la llegada de la moda de las dilataciones muchos pacientes quieren revertir este cambio de sus lóbulos . En muchos casos es un cambio de imagen que el paciente busca más adaptado a su momento personal. Otras veces se deciden a reconstruir el lóbulo por causas sociales o de trabajo. Hay que hacer un estudio individual de cada lóbulo pero el tratamiento lo iniciamos antes de la cirugía.

  • Retirada del dilatador al menos 1 mes antes de la reconstrucción
  • masajes locales diarios para aumentar el flujo sanguíneo.

La cirugía se realiza en un quirófano menor en la clínica sin hospitalización. La anestesia es local en la zona a reconstruir.

Se adapta la cirugía al tipo de reconstrucción para reducir el tamaño tanto a los ancho como a lo alto. Hay casos que recurrimos a adaptaciones del exceso de piel pero mantenemos la grasa de la zona dilatada para mantener el volumen en los lóbulos reconstruidos. El paciente puede ir a su casa al final de la cirugía. Llevará unos esparadrapos pequeños cubriendo el lóbulo reconstruido. A los 15 días retiramos los puntos. Se recomiendan masajes en la zona operada para flexibilizar la cicatriz.

Reducción del tamaño del lóbulo

Es otra corrección estética que se realiza sobre esta zona. Los pacientes que tienen el lóbulo grande desean en muchos casos reducir el tamaño de este. El origen del lóbulo grande es por dos causas:

  • Genética, Es un lóbulo con grosor tanto en el tamaño como en la cantidad de volumen que tiene y suele ser una característica familiar.
  • Adquirido. Son lóbulos que se han alargado con el paso del tiempo y han perdido su consistencia de modo que su tamaño es largo pero están vacíos.

En ambos casos se realiza una reducción del tamaño que suele ser la extirpación de una cuña del lóbulo adaptada dicha cuña al tamaño final deseado. Hay casos especiales que precisan volumen local y realizamos esta corrección con ácido hialurónico. La duración del relleno en los lóbulos es algo mayor que en otras zonas faciales.

cirujanos clínica Elena Jiménez
Doctora Pinilla

¿Quieres reducir los lóbulos de tus orejas?

Solicita una consulta con una de nuestras doctoras para valorar tu caso y empieza el cambio hoy mismo.

Postoperatorio y recomendaciones

  • Es importante antes de la cirugía mantener la zona limpia y seca.
  • La técnica quirúrgica se adapta a cada caso. En el ejemplo del lóbulo es una incisión vertical para extirpar la piel interior y la unión por planos tanto de la grasa como de la piel. En el caso de los piercing es importante realizar la primera incisión siguiendo los pliegues de la piel.
  • En la reducción del lóbulo es importante esconder la incisión en la zona posterior de la oreja. Y en la reducción del tamaño de la oreja esconderemos la cicatriz en los pliegues naturales.
  • La anestesia que se usa es local y se realiza en consulta de modo que puede realizar su vida diaria en la mayoría de los casos.
  • La retirada de los puntos es aproximadamente a los 15 días.
  • Si se quiere colocar un pendiente hay que esperar al menos 2 meses para que la cicatriz tenga consistencia.
  • El agujero del nuevo pendiente se coloca en una zona fuera de la cicatriz previa para evitar que se produzca un nuevo rasgado del lóbulo.
  • No se debe dormir con pendiente en ningún casos porque en estos casos se suele rasgar de nuevo el lóbulo
  • No se recomiendan pendientes con peso.

¿Qué opinan de nosotros?

Opiniones

La ética es fundamental en la estética, tú eres lo importante. Buscamos el equilibrio entre mente y cuerpo del paciente para mejorar su vida.

La ética profesional para mi es lo más importante, y que no te la juegues poniéndote en manos de gente que no sea profesional....desde que conocí a Elena, no he dejado de sorprenderme por los buenos resultados y el trato recibido....confianza y profesionalidad, estoy muy agradecida de conocerla.

SilviaLara González

Hace unos meses hicimos una otoplastia a nuestra hija de 7 años. Todos los miedos se fueron de inmediato ante el trato profesional tan cercano y cariñoso. El seguimiento posterior a la cirugía está siendo excelente. Todo el equipo fabuloso, especial mención a nuestra doctora, Carmen Pinilla, toda una profesional que consigue que nuestra hija viva cada consulta como un día especial.

SorayaMuñoz

Me hice una otoplastia y, después de tantos años de complejo, estoy contentísima con el resultado! El trato recibido por la clínica y todos los especialistas es maravilloso, llevan mucho control y seguimiento, cosa que ayuda después de la intervención. En mi caso el proceso de recuperación fue rápido y poco doloroso. En resumen, centro de confianza donde sabes que va a salir todo bien al 100%.

RaquelHernando

Solo tengo palabras de agradecimiento por el trato y profesionalidad de la doctora Pinilla y todo el equipo de la clínica Elena Jiménez. Tras muchos años queriendo pasar por el quirófano y realizarme la otoplastia, aún me estoy preguntando por qué no lo hice antes. La operación ha sido todo un éxito y no he tenido ningún problema. El postoperatorio muy suave para lo que me esperaba.

ManuAbuín

La atención es magnífica y tanto las doctoras como sus asistentes son maravillosas y muy profesionales. Te explican todo el procedimiento exhaustivamente, tanto lo bueno como lo malo. A mí me animaron mucho y me ayudaron a que se me quitara el miedo. Además a mi madre le ha gustado tanto mi resultado que ha pedido cita para ella.

OlgaRaRo

Contacta y consúltanos tu caso

¿Quieres solicitar una primera cita?

    He leído y acepto la Política de Privacidad